Artículos
Posted in

De la moda, lo que a tu cliente le acomoda

Posted in
Para los fashionlovers cada nueva temporada es como el comienzo de un proyecto muy personal, o mejor dicho, de dos proyectos. El primero evidentemente consistirá en diseñar los más creativos outfits para cada día de acuerdo a sus actividades y compromisos. El segundo proyecto no es todavía tangible, pero está ahí: imaginar y especular acerca de las tendencias de la siguiente temporada. Y es que en el mundo de la moda, es muy fácil saber lo que viene, la información sobre las futuras tendencias está al alcance de unos pocos clics, pero la verdadera diversión está en hacer la apuesta personal por las modas que el propio sentido del estilo indica que vienen para quedarse y distinguirlas de aquellas tendencias pasajeras, que prácticamente son solo adornos que dan vida en su momento a la pasarela, pero que no veremos llegar al mundo real. Y así como los amantes de la moda hacen estas predicciones por diversión, hay para quienes esta tarea toma mayor relevancia: fabricantes y comerciantes dedicados al sector moda. Cada cambio de temporada conlleva una apuesta por los productos que se cree serán mejor recibidos por el mercado y dependiendo de lo acertada de la apuesta, aunada a los factores externos preestablecidos, dependerá el nivel de cumplimiento de objetivos empresariales. De ahí la importancia de no dejar a la ligera esa toma de decisión.  La elección de cada producto que formará parte de la colección que se ofrecerá al mercado, debe estar debidamente justificada y tener un objetivo real. A continuación te compartimos aspectos a tomar en cuenta durante la realización  del filtro que te llevará a la toma de decisión:
  • Tu target es primero
Tu consumidor actual es quien te ha llevado hasta donde estás, sabemos que es no sólo tentador, sino necesario expandirse en la búsqueda de llegar a nuevos perfiles, pero la prioridad debe ser siempre brindar a tu consumidor lo que espera encontrar de ti y lo que en un inicio le conquistó, por supuesto, siempre buscando innovaciones que mejoren su experiencia y le mantengan cercano a tu marca.
  • El balance ideal
Parece obvio, pero es importante definir qué porcentaje de la colección que ofrecerás a tus clientes, estará compuesta de producto exclusivamente de temporada, y qué porcentaje destinarás a básicos. El comportamiento de tu consumidor te orientará, cada perfil es diferente y hay segmentos que consumen más básicos a lo largo del año, mientras que otros se destacan por preferir las novedades de temporada. Identifica tu tipo de consumidor y toma tu decisión con base en él.
  • Evita la compra por impulso
En cierta forma, es como tener la fuerza de voluntad para evitar comprar las golosinas que encuentras en el área de cajas en el supermercado. Cuando se trata de diseños inspirados en alguna efeméride muy específica como Día del Amor, Día de las Madres, Día del Niño, es fácil perder el foco, y con frecuencia terminar comprando cantidades grandes de un producto pensado para desplazarse en una fecha específica y que posteriormente será difícil de sacar de inventario. Analiza bien si vale la pena integrar ese modelo específico a tu oferta, o bien, si es más rentable, llegado el momento promover un producto con características acordes creando un ambiente y una historia a su alrededor.
  • Establece la “dosis de locura” ideal 
Una vez que los expertos en la moda han hablado y nos han dado a conocer las novedades que la temporada presenta, no olvides preguntarte, ¿cómo adaptará mi cliente estas modas a su vida diaria? A todos nos gusta la moda, pero lo cierto es que cada segmento la adopta en forma y en dosis diferentes, considera esto antes de llenar tus aparadores de diseños súper audaces que quizá no están en la lista de deseos de tu cliente.
  • Usa la información a tu favor
Antes de iniciar la aventura de seleccionar la nueva colección que ofrecerás a tu cliente, asegúrate de haber recabado y tener en mente, la información básica de tu histórico de ventas: ventas de última temporada y productos campeones de la misma, ventas del año anterior (de la temporada que estás por comenzar) también con el dato del producto más demandado, qué diferenciadores ofreció tu competencia y cuál fue su producto más destacado, y finalmente datos relevantes que en su momento hayas detectado y consideres vale la pena tener en cuenta. Estas son sólo algunas consideraciones que te pueden ser de utilidad, al final la mejor decisión, deberás tomarla basado en la información a tu alcance, los pronósticos de venta y tus objetivos particulares. Recuerda siempre que dos invaluables herramientas son la experiencia y el aprendizaje continuo.   No te pierdas las conferencias del Pabellón del Conocimiento en SAPICA, regístrate aquí.