Las importaciones de calzado en EEUU han crecido este 2018.